loader
Foto

Revela Bárbara de Regil haber sufrido acoso por parte de un productor

A unos días de que se realice el movimiento "Un día sin mujeres", como respuesta a la ola de violencia de género que se vive en el país; la actriz Bárbara de Regil acepta que ella ha vivido acoso desde que era niña.

"Desde los 12 años. Desde que me sucedió algo, siempre he sido muy directa en lo que no me gusta. En una ocasión un productor me tocó una pierna, le agarré la mano, se la quité y le dije ‘¿todo bien?’ y se sintió ofendido, pero no me importó".

También recordó que hubo proyectos donde la intentaban besar y cuando no lo permitía curiosamente ya no se quedaba; pero a pesar de los malos momentos que vivió no piensa revelar los nombres de quienes se aprovecharon de su posición para ofenderla así.

"Creo que la evidencia te la pone la vida. Hay una persona en especial que se trató de pasar conmigo, y no siento que sea por eso, pero hoy tiene cáncer. La vida siempre es un boomerang, tú avientas y te regresa".

Para la actriz parte de la solución al problema de la violencia y asesinatos en el país, es la educación que los niños y niñas reciben en sus hogares y no lo ven en la televisión.

"Las mamás les enseñamos a los hijos que lo que está en esa pantallita es mentira. Hay que educar con amor, con seguridad, para que tengamos adultos buenos".

Bárbara aseguró que ella ha tratado de inculcarle a si hija Mar, principios como no juzgar, no hacer bullying y no criticar, que sea siempre un mejor ser humano, que se preocupe por siempre ayudar.

"El año pasado la metí a una escuela donde van niños especiales, sin un bracito o con síndrome de Down, todo esto lo hice para ablandar su corazón. Agradezco haberlo hecho porque hoy Mar ya no señala cuando ve alguien así.

"Entonces sí es importante hablando del movimiento, que las mamás nos pongamos a luchar, pero si tenemos hijos en casa educarlos: no se insulta a una mujer, no es un triunfo que te la ‘eches', es un ¡oye cuida!".
 

Bravos de Cd Juárez, pagará sueldo completo a sus jugadores

Mientras los equipos de la Liga MX se aprietan el cinturón ante la pandemia de Covid-19, en la frontera siguen sin hacer cambios. Los Bravos mantienen su postura de no ajustar temporalmente los salarios a sus jugadores o a cualquier miembro del club, a pesar de que múltiples clubes han decidido prevenir un impacto económico.

"Seguiremos pagando para responder a los futbolistas, cuerpo técnico y staff de la institución, porque hay familias de por medio", explicó Álvaro Navarro, vicepresidente del FC Juárez.

El dinero no ha sido un problema para este club fronterizo. Hay que recordar que los Bravos compraron a los Lobos BUAP por 120 millones de pesos para jugar en la Primera División, hace menos de un año.

Navarro agregó que el FC Juárez tiene un compromiso con todos sus miembros dentro de la institución y que son responsables de prevenir afectaciones por la pandemia internacional, que ha frenado al futbol mexicano e internacional.

"Hay que tomar las mejores decisiones para apoyar a las familias, ya que, al formar parte de este club, se convierten en nuestras familias. Tenemos un compromiso", indicó el directivo. El vicepresidente bravo reconoció que sí existirán afectaciones económicas dentro del equipo, al igual que el resto de la Liga MX, porque el negocio está frenado. Los aficionados chihuahuenses no pueden asistir a los partidos y no se generan ganancias.

"Pero, más allá de que nos cueste dinero, porque sí nos está costando, que esto sirva de aprendizaje y una inversión a la prevención, que debe hacerse por el bien de la humanidad".

Navarro se mantiene en casa y en constante comunicación con el resto de la directiva de los Bravos, cuerpo técnico y jugadores. "Lo importante es cuidarnos y cuidar a nuestros cercanos".

 

 

 

Fuente: El Universal // SDTorreón

+ de Farandula

Nacional