loader
Foto

Alcaldesa de Reynosa propone impuesto a tacos y elotes

La alcaldesa de Reynosa, Tamaulipas, Maki Ortiz Domínguez, propuso a los diputados federales expedir una Ley de Impuesto a la Informalidad, que grave en 5 % los ingresos de personas dedicadas a vender antojitos en la calle: elotes, tacos y otros, siempre que sus ventas no excedan los 2 millones de pesos en un ejercicio fiscal.

Estas personas serían incorporadas como personas físicas con actividad empresarial y cobrarles impuestos generaría "riqueza para todos", expuso ante la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

"Nadie como nosotros conocemos a los informales, los tenemos un censo, todos los taqueros, todos los eloteros, toda esa gente que no paga impuestos, que debería tener una tasa para pago de impuestos que debería después transformarse en un fondo que pudiera llegarnos y nosotros cooperar con la información de miles que tenemos en cada municipio y que generarían impuestos y riqueza para todos", expuso la ex diputada y ex senadora panista.

Conforme a su propuesta, "la recaudación de este impuesto daría lugar a la creación de un Fondo a la Informalidad que se distribuiría en aquéllos municipios que aporten sus padrones de contribuyentes que realicen actividades empresariales, para que la federación recaude esta contribución".

En reunión de Parlamento Abierto convocada para analizar la Ley de Coordinación Fiscal, tanto Ortiz, como otros alcaldes expusieron que han reducido drásticamente sus ingresos provenientes de la federación y pidieron apoyo para resarcir esa caída.

Entre las medidas para lograrlo, Ortiz pidió revivir el Régimen de Contribuyentes de Incorporación Fiscal (RIF), lo que eran los Repecos, para las personas físicas con ingresos menores de dos millones de pesos y eso recursos sean para los municipios.

Necesitamos incrementar el Fondo General de Participaciones (FGP) y no podemos quitarles a unos para darles a otros, de ahí que se requiere aumentar la recaudación, insistió.
 

Analiza Cristina Díaz Indicadores Del Semáforo Delictivo

Tras la emergencia sanitaria por el COVID-19, el Gobierno de Guadalupe analizó los 9 indicadores en el Semáforo Delictivo, informó la Alcaldesa Cristina Díaz, tras reunirse vía virtual con el equipo de trabajo.

Al exponer los programas enfocados al rescate de la paz y el restablecimiento del tejido social en más de 30 sectores, se hizo una presentación de los avances, a través de la Secretaría de Prevención Social, de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, DIF Municipal, Servicios Públicos, Prevención Social, Desarrollo Económico, Institutos de la Mujer, Deportes y Juventud, Salud, Ecología y Bienestar Social.

Díaz reconoció que en el Semáforo Delictivo, el Municipio de Guadalupe tiene color verde durante marzo en los delitos de secuestro, robo a vehículo, robo a casa-habitación, negocio, lesiones, mientras que se reforzarán las tareas en homicidio, extorsión, violación y violencia familiar.

Al respecto, Díaz dijo que mantienen un monitoreo diario y acciones adicionales en el rubro de violencia familiar mientras que la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana sigue, por más de 29 semanas consecutivas, como la que más detenciones realiza de presuntos delincuentes, quienes fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

En materia de Servicios Públicos, la Alcaldesa dijo que se tiene una eficiencia del 78 por ciento en la atención de los reportes y en el mantenimiento de las luminarias encendidas.

Por su parte, Santiago Roel, Director de Semáforo Delictivo indicó que la emergencia sanitaria y las situaciones de seguridad que se presentan son un área de oportunidad para que el municipio de Guadalupe refrende el contacto y el diálogo con los ciudadanos a través de los programas de prevención del delito.
 

+ de Nacional

Nacional