loader
Foto

Qué alimentos evitar durante la lactancia

No se trata de prohibir alimentos durante la lactancia, se trata de recomendaciones para evitarlos o consumirlos con moderación, especialmente en los primeros meses de la lactancia materna.

1- El alcohol en la lactancia
Se ha demostrado que el alcohol es perjudicial para el desarrollo del cerebro del bebé. Su efecto sobre el bebé que es amamantado está relacionado con la cantidad que beba su mamá y al tiempo en que ha bebido. El nivel de alcohol pasa rápidamente a la leche materna, especialmente entre los 30 y los 60 minutos después de haber bebido.

El comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría aconseja no beber alcohol durante los primeros tres meses de la lactancia. Una vez pasado este tiempo se podrías beber ocasionalmente en pequeñas cantidades y, ser posible, alejadas de las tomas. 

2- El café en la lactancia
Se ha demostrado que cuando la madre consume cafeína, presente en el café, té, refrescos, chocolate, o algunos medicamentos, esta aparece rápidamente en la leche materna, especialmente a la hora u hora y media de ingerida. 

En los bebés, la metabolización de la cafeína es más lenta que en los adultos, lo que quiere decir que si la madre consume una gran cantidad de cafeína, esta se va acumulando en el organismo del bebé y puede provocar síntomas como insomnio, nerviosismo, e irritabilidad del bebé. Así que, ¡mejor consumirlos descafeinados! 

3- Alimentos que producen cólicos al bebé
Durante mucho tiempo se ha pensado que si la madre consumía ciertos alimentos, como picantes, coles o legumbres, los bebés sufrían más cólicos, pero se ha demostrado que eso no es cierto. 

4- Cebolla, ajo, alcachofa, cítricos y coliflor
Este tipo de alimentos puede alterar y cambiar el sabor de la leche, pero esto no tiene por qué hacer que el bebé rechace el pecho, al contrario, le prepara para cuando empiece con la alimentación complementaria. 

Si tras tomar algún alimento en particular notas que tu bebé rechaza el pecho, puede evitarlo durante unos días y volver a probar pasadas unas semanas. ¡Quizás fue algo puntual!

Recuerda que es muy importante que la madre se alimente bien durante la lactancia, con una dieta sana y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos, y que cualquier duda que tenga, consulte con su médico.

7 consejos para educar la conducta alimenticia de los niños

Los padres pueden hacer mucho por educar correctamente a sus hijos en sus hábitos alimenticios, en su forma de comer, en su manera de demandar el alimento y en la percepción que tienen de la comida.

1. Crea un ambiente agradable. La hora de la comida debe ser agradable y necesaria para el niño. Evita que la comida esté condicionada al castigo, si no concluye el plato.

2. Cambia su percepción de la cantidad de comida. Sirve a tu hijo la cantidad de comida que necesita en función de su edad en el plato más grande. De este modo, percibirá que hay poca cantidad de comida dentro de su plato.

3. Fomenta su autonomía. Puede motivarle poner la mesa, dejar que él mismo se sirva y que decida y tenga autonomía sobre sus gustos alimenticios.

4. Enséñale a comer en familia. Siempre que puedas permítele que coma en familia para que se apropie de los hábitos alimenticios de los adultos, asimilando la conducta y los modelos de la familia.

5. Fomenta la alimentación equilibrada. Permitirle escoger su menú puede influir en el éxito o en el fracaso de su alimentación. El éxito significa que el niño debe probar una variada cantidad de alimentos saludables para ir acostumbrando su paladar a distintos sabores.

6. Evita complacencias y exquisiteces. La hora de la comida tiene un lugar, un tiempo y un fin claro y necesario.

7. Ofrécele sólo lo que necesita. No pretendas que el niño coma la misma cantidad de alimento que vosotros. Deje que él decida y coma la cantidad de comida que necesita para satisfacer su hambre y desarrollar de forma sana sus gustos.

 

 

Información: GuiaInfantil.com